Las entidades de gestión colectiva son un seguro para los autores, pero estos necesitan más apoyos en la presente crisis. Tal y como afirma la Directora Ejecutiva de SAA, Cécile Despringre, se necesitan soluciones sostenibles a largo plazo para apoyar a los sectores culturales y creativos, y a los autores audiovisuales, que sufrirán los efectos económicos de la crisis durante los próximos años.

“La gestión colectiva, una red de seguridad para los autores e intérpretes”, es el título del evento que celebrarán Society of Audiovisual Authors y AEPO-ARTIS el próximo 17 de marzo. Además, la SAA ha llevado a cabo unas encuestas entre sus miembros, que demuestra los esfuerzos y movilizaciones que han realizado las entidades de gestión en defensa de sus autores durante la pandemia.

En el año 2020, la economía del sector cultural y creativo perdió un tercio de su actividad. Las entidades de gestión colectiva reaccionaron adaptándose con reducción de tasas, acelerando la distribución de derechos, etc. Las encuestas realizadas por la SAA en mayo de ese año y otra a finales de 2020 demuestran que estas organizaciones continuaron con su esfuerzo y movilización para apoyar a los autores a lo largo de toda la pandemia.

La gestión colectiva ha demostrado ser un modelo resistente e indispensable para la cultura y sus creadores, sin embargo, estos necesitan más apoyos para superar la actual crisis. Con la reanudación de las producciones y el cierre de las salas de cine, la producción y distribución audiovisual se enfrenta a una ralentización de los rodajes y mayores riesgos financieros y legales.

El aumento de suscriptores de plataformas online en Europa no compensa las pérdidas derivadas de la distribución y exhibición en salas de cine. Además, la estructura de remuneración de los autores audiovisuales acostumbra a estar desfasada y no incluir los derechos de autor por la explotación de sus obras en plataformas bajo demanda en otros países.

La pérdida de ingresos de los sectores culturales y creativos debido a la Covid-19 supera las medidas de apoyo de emergencia en vigor. Por lo tanto, es urgente el apoyo de los gobiernos al sector audiovisual y sus creadores, así como que estos primeros garanticen el cobro de derechos de autor por la explotación de obras en plataformas de vídeo bajo demanda.

Más información AQUÍ