Las federaciones europeas de autores respecto han elaborado una declaración conjunta ante la crisis de COVID-19 (Texto íntegro en inglés: Authors_Organisations_Covid19_Statement)

A medida que la pandemia de COVID-19 asola nuestras sociedades, las organizaciones de autores se solidarizan con todos los afectados por el virus y apoyan las medidas tomadas para contenerlo. Guionistas y  directores , han visto cómo sus industrias son paralizadas y sus medios de vida desaparecen en cuestión de días.

Es por ello que estas federaciones de autores instan a los gobiernos y autoridades europeas a incluir medidas específicas para ayudar a los autores autónomos de igual forma que diseñan medidas de emergencia en apoyo de la Industrias culturales y creativas fuertemente impactadas por la crisis COVID-19 , evitando crear una desigualdad preocupante entre los trabajadores por cuenta propia y los autónomos. Los autores por lo general y ya vienen enfrentándose habitualmente a condiciones de trabajo precarias e ingresos inestables. Trabajan por encargo mediante contratos que están siendo suspendidos o cancelados.

A la hora de diseñar medidas concretas que ayuden a mitigar el impacto de la crisis actual en la comunidad creativa, deben tenerse en cuenta las circunstancias que directamente les afectan tales como la pérdida de trabajo por las producciones que posponen o cancelan, la incertidumbre sobre los pagos de los contratos en curso, la bajada de tarifas o la falta de acceso de estos autores a ayudas por desempleo, entre otras dificultades.

La situación actual también afectará sin duda al pago de los derechos de autor, por ello también agradecen los anuncios por parte de las Entidades de Gestión Colectiva de la dotación de mayores fondos sociales para situaciones de emergencia. Si bien el uso de nuestras obras disminuye en los espacios públicos, aumenta significativamente en línea.  El entretenimiento, resultado de su trabajo como autores, tiene un papel muy importante para aliviar a la sociedad en estos tiempos de crisis.

En este contexto, el pago sostenido de los derechos de autor desempeñará un papel clave para estabilizar los ingresos de los autores: nunca había sido tan necesario que los autores participen con un derecho de remuneración por la comunicación de sus obras y por lo tanto que se consolide el principio de remuneración proporcional como obligatoria y  prevenir malas prácticas contractuales en Europa.