El Parlamento Europeo ha aprobado la Directiva sobre Derechos de Autor en el Mercado Único Digital por 348 votos a favor y 274 en contra.

A partir de ahora, cada estado miembro deberá trasponer la Directiva a su legislación nacional.

La Directiva contiene disposiciones que aseguran una remuneración justa para los autores y artistas intérpretes o ejecutantes. Establece un principio general de remuneración proporcional que permite a los autores compartir el éxito económico de sus obras, es decir, permite reclamar una remuneración adicional cuando la remuneración acordada originalmente es “desproporcionadamente” baja en comparación con los beneficios obtenidos; incluye disposiciones que fortalecen el derecho de los autores a tener información sobre la explotación de sus obras; y se refuerza el poder de negociación de los mismos incluso estableciendo un derecho de revocación.

Asimismo, las plataformas de Internet y los agregadores de contenidos (Facebook o Youtube) serán responsables de las infracciones de derechos de autor.