Covid-19: Los guionistas y directores españoles perderán de media este año el 52% de sus ingresos 

  • El 62,4% de creadores de productos audiovisuales se han quedado sin actividad laboral en su sector como consecuencia de la pandemia. 
  • Uno de cada cuatro tiene o cree que va a tener problemas para pagar el alquiler o la hipoteca. 
  • El impacto es especialmente significativo entre los que se dedican a largometrajes cinematográficos y documentales. 
  • Es una profesión con mayoría de autónomos, y los contratados carecen en general de estabilidad laboral: antes de la pandemia, solo el 8,9% tenía un contrato laboral indefinido. 

La encuesta entre directores y guionistas encargada por DAMA revela las dificultades a las que se enfrenta este colectivo como consecuencia de la pandemia del Covid 19. Según este estudio, realizado entre el 24 y el 28 de abril entre 200 profesionales, los directores y guionistas españoles prevén este año una pérdida media de sus ingresos del 52,3%.

En términos brutos, es decir, incluyendo el pago de impuestos y cotizaciones sociales, la pérdida media de actividad se estima en 26.618 euros. Las mayores pérdidas las estiman los directores (61,6%), mientras que, por sectores, los que se dedican a los documentales serán los más perjudicados, con una caída de sus ingresos del 61,8%, seguidos por los guionistas y directores de largometrajes para cine (53,8%). Los que tenían contratos por obra calculan que perderán una media del 72,9% de sus ingresos.

Estas cifras se contextualizan en un marco laboral que, por sus características intrínsecas, se caracteriza por la irregularidad en los ingresos, como denota el análisis de la situación laboral de los profesionales antes de la declaración del Estado de Alarma. Hasta el comienzo de la crisis del Covid 19, la mayoría de los directores y guionistas, el 58,1%, trabajaba por cuenta propia. Concretamente, el 51,3% como autónomos; y el 6,8% con sus propias empresas para sacar adelante sus proyectos. Un tercio (32,5%) trabajaba como empleado con contratos temporales o de obra y solo el 8,9% de los encuestados contaba con un contrato laboral indefinido. Ante esta situación, gran parte de los profesionales (el 43%) se dedicaba a otras actividades, fundamentalmente la docencia audiovisual.

Esta situación laboral saltó por los aires a causa de la pandemia: solo el 37,6% de los profesionales mantienen su situación laboral. El 34,1% de los que trabajaban se encuentran ahora sin actividad y un 24,3% forman parte de ERTEs.

El perjuicio por la situación no es uniforme entre los diferentes profesionales. La interrupción de la actividad laboral es mayor entre los directores (77,6%) que entre los guionistas (60,6%), y, en cuanto a la situación laboral, el 69,2% de los autores/empresarios afirma que sus proyectos que se han visto paralizados, una situación en la que se encuentran el 64,3% de los autónomos. Por productos audiovisuales, los más afectados por el parón son los documentales (76,5%), frente al 67,4% de los largometrajes de cine; el 60,8% de las series de televisión; el 51,3% de las series de plataformas y el 47,8% de la animación.

Esta compleja situación económica y laboral tiene su reflejo en una creciente preocupación entre los profesionales por sus pagos domésticos y profesionales. Uno de cada cinco (el 20,4%) considera que puede tener problemas a corto plazo para pagar suministros domésticos como la luz y las comunicaciones; un porcentaje que se eleva al 27,4% en lo referente a la hipoteca y el alquiler de la vivienda. Según datos recientes de condiciones de vida del INE la media de hogares con problemas de este tipo está en torno al 8,0%.

¿Cuándo creen los profesionales del sector que se recuperará la actividad hasta los niveles de comienzo de este año? Cerca de la mitad de los encuestados (el 46,6%) califica la crisis de “muy profunda” y cree que durará más de un año. El 36,1% espera que la actividad habitual se recupere antes de que termine 2020 y solo el 15,2% habla de un plazo de alrededor de tres o seis meses.

Ante la gravedad de la situación económica y laboral que están atravesando muchos de sus socios, DAMA ultima un Plan de Ayudas específicas por la crisis del Covid, que se unirán a las ya existentes. Incluirá tanto aportaciones específicas de la entidad como asesoría profesional para recurrir a todos los mecanismos habilitados por las administraciones con el objetivo de paliar los efectos de la crisis.